Mitos sobre la cargotectura

Un reto importante a superar en la construcción con contenedores son los paradigmas existentes debido a la falsa información que existe con respecto a ellos.

Muchas de las personas interesadas en realizar un proyecto habitacional con CONLOFT se informarán sobre este tipo de construcción alternativa mediante internet o consultas a personas no especializadas. Existen abundantes libros y blogs con información totalmente inexacta, la mayor parte de estos datos son simples “mitos”.

La definición de “mito” es:
“Los mitos son historias que se basan en la tradición. Algunos pueden tener una cierta base histórica en sus orígenes, mientras que otros son completamente ficticios o se basan en creencias o tecnologías antiguas”.
Para poder debatir con argumentos válidos estos mitos debemos tener claro que al momento de modificar un contenedor marítimo para convertirlo en un espacio habitable, estamos cambiando sus características por lo que al completar el proyecto, el contenedor no tendrá las mismas propiedades que en un inicio.

Mito #1 El óxido es el peor enemigo de los contenedores

La idea de que los contenedores de transporte se convierten en cajas viejas oxidadas se basan en fotos antiguas o de contenedores de transporte mal tratados y mal mantenidos. Tanto la madera como el hormigón y el acero inoxidable pueden envejecer y deteriorarse prematuramente cuando están sin protección en ciertos ambientes.

Cualquier pieza de metal sin pintar en un ambiente húmedo se puede oxidar y corroer. Sin embargo, la mayoría de los contenedores “oxidados” que vemos son muy viejos, maltratados, en ambientes húmedos y están casi sin pintar o pintados con una pintura que no es especial para este tipo de metal. Aunque los contendores se fabrican en un acero resistente y duradero, también puede deteriorarse prematuramente especialmente al estar en ambiente húmedo, expuesto y sin el debido tratamiento.


Debemos recordar también que al hablar de contenedores, las personas tienen en mente el normal contenedor transportado por camiones. Es importante notar que para las construcciones CONLOFT se utilizan únicamente contenedores de transporte marítimo High Cube y estos son fabricados con Acero Cor-Ten, el cual posee las siguientes propiedades:


• Es un tipo de acero fabricado con una composición química que hace que su oxidación tenga unas características particulares que protegen la pieza realizada con este material frente a la corrosión atmosférica sin perder prácticamente sus características.

• La oxidación superficial del acero corten crea una película de óxido impermeable al agua y al vapor de agua que impide que la oxidación del acero prosiga hacia el interior de la pieza. Esto se traduce en una acción protectora del óxido superficial frente a la corrosión atmosférica, con lo que no es necesario aplicar ningún otro tipo de protección al acero como la protección galvánica o el pintado.

• Su aleación contiene cobre, cromo y níquel que hace que adquiera un color rojizo anaranjado característico.


Tomemos en cuenta que los contenedores marítimos HC (High Cube) son creados para el transporte multimodal (aire, mar y tierra) por lo que su composición debe ser resistente a condiciones climáticas extremas como la brisa marina y tormentas.
En general el acero Cor-Ten sólo se oxida pero no se corroe. La oxidación se confunde a menudo con la corrosión. En un ambiente normal una pieza sin pintar de acero de este tipo de acero toma un color naranjarojizo de oxidado, pero no se corroe como el acero normal. Cuando está bien recubierto con una pintura anticorrosiva el contenedor puede tener una vida casi eterna.

Cuando vemos un contenedor estándar de envío utilizado para el transporte, vemos una caja de acero que se mueve, golpea, roza, y con frecuencia no es repintada correctamente. Sí, un contenedor se puede oxidar y corroer muy prematuramente. Pero cuando se toma un contenedor para su uso como almacenamiento o construcción modular antes se prepara y recubre con una resina epoxi y desde luego no se moverá, golpeará, o rozará tanto como su uso como contenedor de transporte. No tiene sentido hacer la comparación del uso brutal que sufre la superficie del contenedor de transporte con el uso de ese un contenedor en una vivienda.

Ahora veremos la diferencia entre la oxidación y la corrosión:


Oxidación: En química el óxido es un compuesto binario formado por oxígeno y otros elementos. El átomo de oxígeno normalmente presenta un estado de oxidación.Esta reacción química se da normalmente en metales, con la humedad y el oxígeno atmósferico por la cual se modifica su estructura y propiedades físicas.
Corrosión: Se define como el deterioro de un material a consecuencia de un ataque electroquímico por su entorno. La corrosión es una reacción química (oxidorreducción) en la que intervienen tres factores: la pieza manufacturada, el ambiente y el agua, o por medio de una reacción electroquímica. La corrosión deteriora el metal y con el tiempo puede degradarlo completamente perdiendo sus propiedades.

Mito #2 Una casa de metal es un horno en verano y un congelador en invierno

Cualquier caja cúbica, cobertizo o casa puede convertirse en un horno caliente. Sí, el metal no tratado puede absorber calor, pero cuando se pinta con la adecuada mezcla de esferas de cerámica que se añaden a la pintura o recubrimiento de un contenedor de transporte, el metal se vuelve aún más fresco en el sol directo que la madera u otros materiales. Cuando se aísla de acuerdo con los códigos de construcción habituales, la temperatura de un contenedor se mantiene tan estable como cualquier otro edificio o instalación de almacenamiento, especialmente si también se instalan los sistemas de aislamiento adecuados según su ubicación geográfica y orientación respecto al sol y paisaje natural.
Además de esto debemos añadir que antes de desarrollar cualquier proyecto CONLOFT se debe realizar un estudio climático de la zona de construcción. Como sabemos, Costa Rica cuenta con múltiples micro-climas que pueden variar de manera importante entre una región y otra. Para contrarrestar los efectos de factores climáticos como el viento, lluvia o radiación solar se deben tomar en cuenta lo siguiente:

• Consideraciones climáticas del entorno y uso del paisaje autóctono

• Ubicación y orientación solar apropiada

• Selección de envolventes arquitectónicos adecuados para el clima

• Aislamientos: los materiales de su construcción pueden reflejar, transmitir o absorber la radiación solar. Además, el calor del Sol, aparte de poder ser aprovechado, puede provocar el movimiento de aire dentro y fuera de la vivienda. Así pues vemos como la elección de los materiales y la correcta ubicación que pueden proporcionar calefacción y refrigeración natural

• Optimización de las características de los materiales para mantener la inercia térmica: conservar el calor en su interior durante los meses fríos e impedir que entre el calor en los meses cálidos.

• Ventilación adecuada y mantención de la calidad de aire interior

• Acristalamiento para eliminación de puentes térmicos, iluminación, aislantes y regulación de la ventilación.

• Uso de techos verdes o asilamiento de las cubiertas.

La arquitectura bioclimática tiene en cuenta el clima y aprovecha los recursos naturales del lugar como el Sol, la vegetación, la lluvia y el viento para reducir el impacto ambiental y el consumo energético.
“Una verdadera Arquitectura ecológica es aquella que satisface las necesidades de sus ocupantes, en cualquier momento y lugar, sin por ello poner en peligro el bienestar y el desarrollo de las generaciones futuras. Por lo tanto, la arquitectura sostenible implica un compromiso honesto con el desarrollo humano y la estabilidad social, utilizando estrategias arquitectónicas con el fin de optimizar los recursos y materiales; disminuir el consumo energético; promover la energía renovable; reducir al máximo los residuos y las emisiones; reducir al máximo el mantenimiento, la funcionalidad y el precio de los edificios; y mejorar la calidad de la vida de sus ocupantes”. (Lluís De Garrido. 2010).

Habitación del Hotel La Casa Dorada en Columbia. Construcción tradicional de concreto. Cuenta con ventilador y aire acondicionado para contrarrestar las altas temperaturas de su interior.

Casa Incubo Arquitecto: María José Trejos

• Ubicación: Escazu, Costa Rica

• Área: 400.0 m2

• Año Proyecto: 2013

Cuenta con un techo verde para evitar la radiación solar directa y regular la temperatura en su interior.

El gráfico muestra la ventilación cruzada de la casa para climatizar naturalmente el interior La casa se encuentra climatizada naturalmente gracias a la ventilación cruzada lograda a través del ingreso y salida del aire de las ventanas altas (flechas rojas), la cubierta refractaria se consigue con la aplicación de pinturas de color blanco de tal forma que el calor se disipe y se necesite usar menos recursos energéticos para enfriar el interior de la vivienda.

Mito #3 Los Contenedores Marítimos Son Difíciles De Modificar Y Trabajar Con Ellos

Normalmente se cree que un contenedor marítimo está pensado para asegurar el estado de la carga, por lo que para abrirlos hace falta dinamita o un buen soplete de oxicorte, así que trabajar con este material no es cómodo para abrir ventanas, puertas, etc

Esto es ¡Absolutamente falso! Si se dispone de las herramientas adecuadas, como una simple “antorcha de plasma”, una persona normal puede cortar, eliminar y modificar un contenedor más fácil y con mayor precisión que al cortar madera. La adición de refuerzos de acero se puede hacer con el equipo de soldadura estándar, y por último añadir ventanas y puertas a un contenedor requiere la misma habilidad que hacerlo en una para construcción convencional, con la única diferencia de que se utiliza un marco de acero o un marco de madera.

El metal es un material muy versátil, se puede cortar para lograr diseños únicos y para los cuales se tardaría horas o días en construir de manera tradicional en concreto. Además todo el material extraído puede ser reutilizado para crear nuevos espacios.

Mito #4 Los contenedores se pueden colocar uno sobre otro ya sea atravesados o solapados

¡Precaución! Este es uno de los más complicados y peligrosos diseños que se puede hacer con unos contenedores. Sí, se “puede” hacer, pero colocarlos cruzarlos y solaparlos puede aumentar el costo del proyecto debido a la necesidad de refuerzos, de certificaciones de ingeniería y del cumplimiento de los códigos locales de construcción, lo que hace que estos diseños se utilicen poco. Esto no se debe confundir con el apilamiento de contenedores normales. Este comentario es en relación con el entrecruzamiento y superposición de contenedores, que debe ser adecuadamente reforzada.
Debemos tomar en cuenta que cuando se cortan las paredes de un contener estamos afectos su soporte estructural y debemos compensar este efecto. Generalmente los contenedores solo requieren apoyo en cada una de las cuatro esquinas, sin embargo, cuando se quita una gran parte de la pared lateral, los carriles laterales inferiores pueden experimentar altos niveles de estrés vertical, sobre todo en los contenedores de 40 pies, en el punto central.

Es posible que los contenedores se inclinen hacia un lado, este fenómeno se agrava cuando un segundo nivel de contenedores se coloca en las unidades de primer nivel con las paredes laterales interiores eliminadas. En los edificios donde se han retirado las paredes laterales se deben colocar cimientos bajo el punto de la mitad del tramo. En el lado del contenedor donde se retiran una pared se recomienda colocar una viga de soporte de acero o madera en la mitad del tramo. Este apoyo permite transferir directamente el estrés al terreno justo en la mitad del pie de tramo

Mito #5 Los contenedores pueden ser enterrados bajo tierra debido a su gran resistencia.

¡Por supuesto! … si se hace correctamente. Pero muchos proyectos no se planifican teniendo en cuenta en el cálculo del peso tierra y si se hace incorrectamente puede ser muy peligroso.
La profundidad a la que se colocará el contenedor, el tipo de relieve, la calidad de suelo, nivel freático, probabilidad de deslizamientos, ventilación y temperatura son solo algunas consideraciones si se desea construir un sótano, bodega de almacenamiento u otro tipo de proyecto que incluya un contenedor bajo la superficie.

En esta imagen podemos apreciar como una de las paredes laterales del contenedor empieza a deformarse debido al peso de la tierra.
La capacidad portante de un contenedor la provee el marco estructural de cada área, sin embargo cuando la presión es generada desde el exterior es importante reforzar las áreas vulnerables como las paredes laterales.

Tomando en cuentas estas variables en la planificación del proyecto, un contenedor marítimo es una excelente opción como refugio subterráneo, sótano o simplemente un espacio habitacional libre de ruido

Mito #6 Los contenedores generan espacios estrechos.

Como mencionamos en un inicio, al modificar un contenedor para ser utilizado como vivienda o comercio, estamos creando un nuevo espacio y el contenedor marítimo se convierte entonces en una unidad básica estructural, en un componente del diseño. Un contenedor por si solo es únicamente un enorme recipiente metálico, en cuando añadimos otras unidades, materiales, divisiones, accesos, texturas, color, aislamientos, sistemas de ventilación y climatización… tendremos como resultado espacios habitables únicos y que no tienen nada que envidiar a una construcción tradicional.

Además de la originalidad y el modernismo de las construcciones Conloft, aumentar el área constructiva es fácil y rápido, agregar una o varias unidades al diseño es tan simple como unir, soldar y crear un acceso, sin necesidad de generar escombros o tumbar paredes.


Las dimensiones del contenedor no limitan en absoluto el diseño de espacios, sin embargo debemos tomar en cuenta el presupuesto y el área disponible

Un único contenedor tiene un ancho de 2,44m y si lo analizamos es un espacio limitado para incorporar habitaciones, sala, comedor, cocina, baño, etc. Pero al incluir de manera paralela otras unidades podemos incrementar considerablemente el espacio disponible.

Si deseamos realizar un diseño utilizando únicamente una unidad es importante abrir un gran porcentaje de las paredes laterales, de esta manera generamos amplitud, mayor iluminación y entrada de aire. También podemos agregar espacios externos transitables para aumentar el área.

Mito #7 El contenedor refrigerado es una mejor opción ya que no necesita aislamiento.

Los contenedores refrigerados ISO (reefer) se utilizan para el transporte de mercancías refrigeradas y congeladas. También se utilizan para materiales sensibles a la temperatura y productos en los que se debe mantener una temperatura constante durante el envío.


Estos contenedores cuentan con sistema de aislamiento incorporado y están equipado con un motor refrigerador que permite el transporte de mercancías comestibles, como frutas, verduras, lácteos, carnes, chocolate y vino, dichas mercancías emanan olores que se impregnan a las paredes del contenedor.

También se transportan productos farmacéuticos y productos químicos que, si el contenedor no es debidamente decapado y limpiado, puede generar reacciones alérgicas o complicaciones respiratorias al ser utilizados para habitar.


Por estar aislados con materiales plásticos, estos pueden ser peligrosos si quedan expuestos al ser cortados para hacer las puertas y ventanas, y en caso de un incendio este tipo de material genera gases tóxicos durante su combustión.


Las paredes de estos contenedores contienen poliuretano rígido expandido PUR, los pisos están construidos en su cara exterior con láminas de plástico reforzado con fibra de vidrio PRFV y con aislación térmico de PUR de 60 mm de espesor, están sellados con siliconas para evitar cualquier puente de calor y revestidos con pinturas de esquemas epoxicos y puliuretanicos de dos componentes. Todos estos materiales son ALTAMENTE CONTAMINANTES sin contar que se debe extraer el motor y el condensador que es basura electrónica, costosa si se desea reciclar y la mayoría de sus componentes no pueden volver a ser utilizados.


En conclusión tenemos que si se piensa en gastar menos dinero por no colocar sistemas de aislamiento a un contenedor refrigerando, se deberá invertir más dinero en su limpieza y decapaje por lo que no se genera un ahorro real. Por políticas ambientales de la empresa CONLOFT, no se desarrollan proyectos con contenedores refrigerados ya que el material extraído es altamente nocivo para el ecosistema y no se podrán calificar la obra como amigables con el medio ambiente